Fragmentos de tiempo, desordenados en la mente.
Caricias guardadas en botes de cristal, conservadas en formol.
Horas, días, meses de espera para rozar tu piel.
Locura, que lo inunda todo.
Tiempo que llegaba tarde.
******
Y un buen día, el tiempo les dió la razón.
" Te lo dije, mi niña, ahora solo tu yo."

1 comentario

  1. Las caricias en los botes de cristal seguro que nadan como peces!

    ResponderEliminar