Antes lo llevaba en las venas ... Ahora lo lleva en la piel. Desde hoy, y para siempre PRINCESITA. Porque ella es así, no deja de sorprender. Sobre todo a los que la creían incapaz. Para siempre Princesita.

1 comentario

  1. Seguro que tienes unos zapatos de cristal debajo de la cama!!!

    ResponderEliminar