... ¡Ay amor! Con lo pronto que olvidé pensar en ti. Con lo lejos que pensé dejarte atrás. Con lo fácil que me fue dormir sin ti. ¡Ay amor! Con las veces que pensé volverte a ver. Voy tejiendo los retales de este amor. Dibujando la paciencia donde estoy... /// **** /// La vida se ha vestido de repente de gris. Añoro tus llamadas. Que aparezcas a mi lado con un beso de más. Que te mueras en mis pisadas. Porque ya no te pido ni una sola explicación. No pretendo cambiarte nada. Solo he esperado que tu cobardía al momento cese y te permita confesarme tus mentiras.

No hay comentarios

Publicar un comentario