Contigo a mi lado, bicharraco con alas, las tardes se vuelven eternas. El color azul pierde el encanto cuando lo vistes tu. En el día más nublado del invierno si tu no apareces sale el sol, por muy imposible que pareciese. Tu me haces estremecer cienes de veces al día, y no precisamente de placer o alegría. Tu olor, ese de 96 grados, lo inunda todo. Porque no sabes ser servicial, ni mantener a la gente a tu lado sonriendo. Porque tener clase nunca fue lo tuyo. Ni ser agradable, ni siquiera a la vista. Me pones enferma. Y lo peor es que los feos nunca mueren.

2 comentarios

  1. PUTO MURCIELAGO DE LOS COJONES :D
    NOS CHUPA LA VIDA CON SOLO SU PRESENCIA??? VOTOS A FAVOR PARA DESTERARLOS??? VOTOS EN CONTRA??? ABSTENCIONES???' GANA LO DE SIEMPRE

    ResponderEliminar