Puedes llamarlo tontería, payasada, capricho de niña tonta. Puedes llamarlo rencor o venganza. Pero es así ... las cosas se mueven. Hay que estar preparados para el cambio. O, en su defecto, para el paro. Porque a veces preguntas porque paró todo. A veces algunas cosas se paran porque tu me das motivos para no volver jamás ... lo sabes. Ahora no puedes preguntar. Porque ahora en la mente me rondan otras cosas. Ahora no todo gira en torno a ti. ¿ NO es eso lo que querías ? . ¿No? ... Nunca supe lo que realmente deseabas; y ahora no preguntes qué pasa, porque ahora ando un poco despistada de ti.

No hay comentarios

Publicar un comentario