y caminar cerca del mar, amarradita siempre a tu cintura, que esta locura de amarte no puede acabar por mucho que te entren las dudas de si eres tú el que me hace tan feliz.

1 comentario

  1. Me encantan estas dos entradas que me he perdido. Ella con su gran poder.

    ResponderEliminar