Y ya no se como afrontar esta crisis. Qué hacer o qué no hacer. Salir corriendo o quedarme muy muy quieta para no gastar nada, nada de nada. Ni siquiera energía. Ni siquiera lágrimas. Ni si quiera sonrisas. Cómo afrontar las crisis que aparecen desde el principio de los días. Tus propias crisis, esas que llevan tu nombre, esas que tambien llevan el mío. No se cómo actuar, no se cómo debo ser. Solo quiero ser buena no molestar. Estar calladita, ser invisible. Pero no me sale, porque al final siempre quiero ser yo. Y eso prevalece sobre todo lo que me propongo ser. No haga nada bien. NO pienso nada bien. No propongo nada bien. Lo peor es ver todas las oportunidades, todas las ocasiones que estando enfrente de mi no pude coger. No pude siquiera mirar. Todo lo que pasa por nuestro lado sin poder dejar marca en nuestra vida, sin poder grabar un pequeño recuerdo. Cada día, sufriendo la crisis, me doy cuenta que no soy lo que pedías.

2 comentarios

  1. SIMPLEMENTE SÉ TÚ MISMA, NO ESPERES QUE NADIE TE MOLDE, ENTONCES NADA SERÍA IGUAL.
    NO LO HAGAS PORFI.

    ResponderEliminar
  2. Esa sensación de "no hago nada bien", viene a veces con peso de lápida y lágrimas de rabia e impotencia. Es cuando aprietas fuerte el corazón y lo silencias todo, hasta tu voz más verdadera. ¡¡Cuidado entonces!! Corres el riesgo de ser tu própio verdugo.

    ResponderEliminar