Provocaba tormentas en su corazón. Desordenaba su vida, completamente, solo ella. Nadie igual que ella. Ella, su cara. Ella, su risa. Ella, su voz. Ella, sus formas. Ella, ella, ella. Solo ella conseguía hacerlo temblar. Ella. Con gran poder.

No hay comentarios

Publicar un comentario